¿Para qué sirve la resonancia magnética con contraste?

¿Para qué sirve la resonancia magnética con contraste?

Una resonancia magnética (IMR) es un examen imagenológico que consigue imágenes del cuerpo mediante imanes y ondas de radio muy potentes. Se diferencia de los rayos X, porque no utiliza radiación ionizante. 

En ocasiones el radiólogo puede considerar necesario emplear un medio de contraste, para mejorar la calidad de las imágenes del interior del cuerpo. El contraste hace que ciertas estructuras y tejidos del cuerpo se vean diferentes facilitando la visibilidad de los órganos, tejidos y vasos sanguíneos, permitiendo así identificar algún daño o anomalía en el paciente. Dependiendo de la zona que se vaya a analizar el radiólogo puede emplear un material diferente como el contraste oral, rectal, intravenoso (Yodados o de Gadolinio) o contraste a base de micro burbujas.

Antes de este procedimiento el paciente es informado y, si está de acuerdo, firmará una autorización para el uso del contraste. Este material es seguro, pero también puede ocasionar reacciones adversas que, por lo general, son poco comunes. Los centros de radiología están equipados para cualquier posible imprevisto.

¿Cómo prepararse para una resonancia magnética?

Si el médico solicita un examen por imagen, es necesario que el paciente informe al radiólogo de ciertos detalles que pueden ser de gran utilidad, por ejemplo, si tiene metales en el interior del cuerpo (placas, marcapasos, prótesis), alergias a los materiales de contraste, medicamentos que ha tomado, operaciones, historial de enfermedades, entre otros. De esta forma, el médico explicará al paciente cómo prepararse para el examen. Al tratarse de una prueba que no necesita ingreso, no es necesario ir acompañado. Dependiendo del órgano a estudiar la exploración puede durar de 15 a 60 minutos, y puede requerir no haber comido ni bebido varias horas antes.

Una vez que esté realizándose la prueba, tendrá a su alcance un botón para comunicar al médico cualquier molestia que pueda sentir. Aunque es un examen indoloro, hay pacientes que sufren claustrofobia lo que puede dificultar la exploración; en este caso podría realizarse una resonancia abierta con una máquina construida en forma de C para reducir la sensación de encierro. Cabe mencionar que es muy importante no moverse durante todo el proceso para no distorsionar las imágenes.

Author: Clínica Juan Carlos I

968 918 213